Arrugas

La llegada de las arrugas como consecuencia del proceso de envejecimiento, ya sea fisiológico o inducido, logra que la división celular se haga más lenta, lo que provoca que la red de elastina, las fibras de colágeno, el grado de humedad, que mantienen el tono de la piel, disminuyan en calidad y cantidad, lo que hace que el tejido se afloje dando lugar a depresiones en la superficie. Es lo que conocemos como arruga. Una depresión que dura demasiado se va haciendo mas profunda creando una especie de cicatriz la cual dificulta su tratamiento.