MANCHAS NEGRAS en tu cuello y otras coyunturas?


Por más que te tallas esas manchas no desaparecen?

Esta “mugre” te genera molestia por su mal aspecto y a veces provoca “chismes” o burlas por parte de los que te rodean?

Deja de preocuparte de no estar realizando tu higiene personal de manera correcta, preocúpate porque en realidad pueden ser un indicador de problemas de salud mucho más graves que pueden terminar en lo peor.

Estas manchas reciben el nombre de acantosis nigricans y son un trastorno cutáneo que se presenta no sólo en el cuello, puede aparecer en cualquier coyuntura corporal o área flexible como los brazos, rodillas incluso debajo de los labios y mentón, son confundidas con “mugre” ya que alteran la pigmentación de la piel tornándola oscura, volviéndola más gruesa en la zona afectada, de aspecto verrugoso, agrietada y con textura aterciopelada simulando “costra” o suciedad de varios días, provocando un rechazo estético tanto en el afectado como en la gente con la que convive.

Y, ¿A qué se debe?

Aunque estas manchas pueden aparecer por factores genéticos sobre todo en personas de raza negra o con antepasados de este grupo racial, en la actualidad son más los casos originados por trastornos internos causados por enfermedades o consumo de medicamentos. Estos desequilibrios en el organismo se deben principalmente a la sobrecarga de insulina que el cuerpo produce al intentar controlar los niveles de azúcar elevados por una diezmada actividad física y una dieta rica en grasas y carbohidratos, situaciones comunes en personas con sobrepeso.

Todo apunta al sobrepeso

Para entender las causas de este trastorno, es necesario desglosar cómo funciona el organismo y qué causas lo desequilibran. Primero hay que explicar que las células cutáneas son especialmente sensibles a cambios o enfermedades endócrinas, en otras palabras, cambios hormonales, uno de los cambios que más desequilibra al organismo es la resistencia a la insulina, esta ocurre cuando el páncreas (órgano que la genera) comienza a producir cantidades mayores y en menor tiempo a lo normal, lo que ocasiona una calidad deficiente de esta, originando problemas como la diabetes (elevación de los niveles glucosa provocando daños a la larga en órganos vitales), aterosclerosis (acumulación de grasa en venas y arterias predisponiendo infartos) e hipertensión (presión arterial elevada), estas tres enfermedades combinadas causan un deterioro notable en la calidad de vida, pudiendo llegar a ser mortales.

¿Qué hacer?

La aparición de acantosis pigmentaria no significa siempre un heraldo de muerte, estas manchas deben de ser vistas como una alerta temprana que el mismo cuerpo manda para así evitar complicaciones. Haz caso a la alerta!

Entonces es necesario que después de la aparición de segmentos de piel oscura y gruesa en el cuello o cualquier otra región del cuerpo sean reportados a la brevedad con un doctor, y así poder detectar que problemas internos las ocasionan y comenzar un tratamiento lo más pronto posible, esto puede salvarle la vida. Siempre acude a tu medico.

Otro aspecto por el que hay que preocuparnos es que las personas que padezcan cáncer en órganos que participen en procesos digestivos, urinarios, en genitales o glándulas linfáticas tienden a presentarlas.

La dermatóloga Teresa Cervantes Medrano menciona que los signos de alerta son principalmente cuando el paciente no tiene ni ha tenido sobrepeso, y aparece esta pigmentación en forma muy acentuada. “Ahí hay que buscar, cáncer, principalmente de ovario en mujeres y en hombres de tubo digestivo”, advierte la especialista.

Tratamiento.

La acantosis nigricans al ser más un síntoma que una enfermedad la manera de lograr que desaparezca es tratando alguno de los padecimientos antes mencionados, si afortunadamente aún no se padecen, mejorar la dieta y hacer ejercicio pueden ser de gran ayuda, bajar de peso logrará que paulatinamente el estado de la piel mejore.

Cuidado con las hormonas, la obesidad no es el único problema hormonal que provoca la aparición estas molestas manchas, el consumo de fármacos como anticonceptivos u hormonas del crecimiento son desencadenantes de la acantosis debido a que aumentan los niveles de estrógeno y la misma hormona del crecimiento, en todo caso es posible controlar la intensidad de estas manchas con una dosis adecuada por el médico.

Comparte este articulo, estamos seguras que has visto en la calle, en tu familia más de una vez personas con este problema, y puedes ayudarles a previnir lo peor.