Dermoabrasión con puntas de diamante


Desde su aparición, la Dermoabrasión se ha constituido en una alternativa cosmética

para tratamientos de la piel. La dermoabrasión fue mejorando los mecanismos de

acción y las técnicas de aplicación, y en la actualidad es un método muy requerido por

los clientes y los profesionales de la dermatocosmética.

¿Qué es la dermoabrasión con puntas de diamante?

La dermoabrasión con puntas de diamante es un peeling mecánico de alta precisión

que estimula la renovación celular a través de la exfoliación profunda de la piel

envejecida, las células muertas y otros desechos, que son removidos por medio de la

abrasión, logrando que los tejidos superficiales se mantengan en óptimas

condiciones.

¿Qué resultados se obtienen?

Este procedimiento logra mejorar el aspecto general de la piel, que se verá más

luminosa, tonificada y radiante luego del tratamiento. La dermoabrasión con puntas

de diamante está especialmente indicada para:

• Envejecimiento de la piel

• Arrugas y surcos cutáneos

• Hipercromías

• Estrías

• Cicatrices superficiales y profundas (Acné)

• Hiperqueratosis

• Melasma en combinación con otra terapéutica

¿En qué consiste?

El mecanismo de acción de esta terapia se basa en una descompresión y movilización

de distintos planos de la piel, que es levemente succionada por una presión negativa,

permitiendo que sea erosionada a distintos niveles por cabezales circulares de

diferentes micronajes recubiertos con partículas de diamantes.

¿Es doloroso?

No, se trata de un procedimiento totalmente indoloro, que no requiere de ningún tipo

de anestesia y solo produce un ligero enrojecimiento de la zona tratada, sin embargo,

en Yin Spa realizamos la aplicación de una mascarilla con la cual el enrojecimiento

desaparece de manera inmediata.

¿Requiere de algún cuidado especial?

Luego de las sesiones de Dermoabrasión se recomienda mantener la piel humectada

y utilizar filtro solar, evitando la exposición directa al sol durante los días posteriores.

¿Cuánto tiempo dura el procedimiento?

Las sesiones de abrasión en general no son muy extensas, pero su duración tiene una

estrecha relación con la superficie de tratamiento y con la profundidad a la que se

quiere llegar, se puede realizar en 30 minutos. Los tratamientos habitualmente tienen

una frecuencia semanal o quincenal y se requiere un promedio de entre 4 y 12 se

sesiones para completarlo.